23 marzo 2006

CUANDO NO ESTÁS


Cuando tú te vas,
solo me queda el dolor,
y el comienzo helado de las noches de invierno,
cuando te vas,
me siento abandonado, roto,
acartonado con aspereza en el trastero.

Cuando no estás,
me alimento del veneno del infierno.

Cuando tú te vas,
ya no hay placer, no hay recreo,
y mis lágrimas
son la única verdad que no me invento.

Cuando no estás,
me mato y no me muero,
y le hablo de ti a los camareros.

2 comentarios:

  1. Anónimo6:51 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Xan Do Río:

    Gracias por apreciar mi obra artística y, vaya coincidencia, que hay muchas, que tú poema y el mío tengan el mismo título y, por supuesto, que he ido a tu página y lo he leído; me ha gustado y tienes una manera muy singular de escribir tu poesía lo que la hace entendible y muy amena.
    Un saludo desde Suecia.

    ResponderEliminar

Gracias por tus letras y tus espacios, tus comas y tus puntos, tus signos, tus clicks... tu atención.