26 abril 2014

AVENTURADO AMOR


                            Dedicado a Pedro


Si vienes a bailar,
seguro que la luna se estira,
y nos proyecta un rayo,
locura es disimular que no estamos nerviosos,
que nos falta una mirada
para sonreir con la sonrisa del otro.

Puedo hacer de esto una aventura,
pero ha de ser inolvidable,
para que cuando desencadenes tu corazón,
no me encierres en un bunker bajo llave,
mientras zarpas rumbo al deber del otoño.

Aunque, al rato,
un sobresalto sale al rescate,
de las garras de tu nombre,
cuando, iluso de mi, creía,
que lograría despertar con tu olor,
en las sábanas de mi horizonte.

Y yo, que no creo en el amor,
mis papeles se van encharcando,
y cada gesto es un rubor,
cada frase es un desdén,
que agita el muro de las lamentaciones,
y esta batalla no se libra en Israel,
y a mi no me van las religiones.

Pero tu suerte es el mañana,
y yo compré las entradas,
para el concierto de tu fin de semana,
haz conmigo una excepción,
y arrincóname en un rincón,
con vistas a tu ventana.

No vamos a comprometer indefinidamente,
este corto espacio de humo que nos vendemos,
solo necesito una breve tregua contigo, a solas,
mientras dejas, que se aproximen nuestros cromosomas.

Aunque alegría es tu perfume, que no tu apellido,
y yo no puedo darte aquello que nunca has tenido,
sabes tú elegir, lo mío es celebrarte,
celebrarte, aunque tus palabras,
si algún día han querido,
ahora ya no quieran abrazarme.

1 comentario:

  1. Anónimo11:15 p. m.

    Excitante, igual que el personaje al que va dedicado.
    Gracias a ti por escribir y al personaje por las sensaciones que produce.

    ResponderEliminar

Gracias por tus letras y tus espacios, tus comas y tus puntos, tus signos, tus clicks... tu atención.