22 octubre 2021

ME LLAMAS POETA

 
Me llamas poeta
con esa voz de caramelo exquisito
que enseguida se acaba,
me llamas poeta
porque en las ramas
de este poema
se me ha caído alguna letra,
porque tus cabellos al sol
son primorosas auroras boreales,
y tus labios
golondrinas rojas
que revolotean por los sueños
cuando acuesto mis pupilas en tu horizonte.
Me llamas poeta
como si me fuera a morir de amor
o como si el resto del mundo me fuera a importar,
y yo solo quiero romperte las bragas con la boca,
ser el terremoto que te agite hasta el derrumbe,
y magrear con la punta de la lengua
cada célula de tu sexo.
Me llamas poeta
faltando a la verdad,
yo asiento y te recito mis delirios.
-Hagamos un trato sucio,
fóllame y llámame lo que quieras.

20 octubre 2021

CARABÁS SIN OJALÁ


Cuando llegué 
iluminaba un rincón oscuro,
los ventiladores esparcían su belleza
por todo mi universo,
dejé la copa en sus manos
en el momento clave en que Luis Miguel 
cantaba para que nos abrazásemos,
la acompañaba sin tocar el suelo
llevando en los pies las alas de su acento canario,
de su mano Pontevedra 
se me hacía una aldea aún más pequeña en el mapa.
Y en un billete de tren 
de regreso a la otra aldea
garabateaba versos con su nombre,
Dulcinea parecía contenta
y yo un inexperto caballero andante.
A la semana siguiente propuse
un café en el cafetín,
corto, que se hizo largo y luego eterno,
al reloj que marcaba sus horas
nunca le hizo sombra mi sol naciente.
A esas alturas de la noche
sin gobierno y con mis amigos en el Camawey,
yo que soy más del ojalá de Silvio,
quién le mandaría a rocinante
que trotase cuesta arriba hasta Carabás.
No volví a saber de ella,
creo que ahora será una enfermera feliz,
a mi algo, al menos, logró curarme,
aunque me hice adicto
demasiado pronto a su medicina.

15 octubre 2021

LA OTRA TARDE

 
En los pies caminos
por los que corrían ríos
que desembocaban en tu  urgencia.
En las manos telarañas
de caricias imaginarias
buscando tu cuerpo como un mimo hambriento.
En la boca poemas
con tu dirección en el membrete
de los renglones del deseo.
Caminaba solo
y contigo y la inconsciencia de vuelta a casa,
cuando en un atisbo de luz,
descubrí que todo a mi alrededor era belleza,
y supe que al igual que yo
la tarde se moría por ti.

08 octubre 2021

AISLARSE


Ojalá recordase
cuando el destino se escapaba del deseo,
puede que así le encontrase sentido.
Rincones solitarios,
por los que derramar el recreo,
calcetines gruesos de lana
fruncidos en el perpetuo talón de desencanto,
relojes mirando de reojo,
el tiempo querido
adherido al destello de un relámpago
que trabaja de asesino a sueldo.
Manos,
que necesitan manos,
que tiemblen con las suyas
para detener un cielo que se le viene encima
que ya no sabe si desea explorar.

18 diciembre 2020

POR AMOR

 
Las flores se marchitan
lejos de los ojos del jarrón,
y los océanos
se pliegan sin remedio a las olas.
Se aproxima el huracán,
del que si sí
o que si no,
mientras suenan las sirenas.
-Que no te mate
de cariño el desencuentro-,
me dijo una noche
con luna de guadaña.
 
Al que si sí
o que si no,
solo por esta vez,
ponle más cabeza,
más cabeza que corazón.