27 marzo 2017

MI GRAN APRENDIZAJE

Mi casa era un tallo
a la orilla de una chimenea,
una desgastada televisión en blanco y negro,
un sofá de escay empobrecido,
la humedad de una pared recién encalada,
cuatro bombillas pestañeando
hasta que la tormenta las convertía en velas,
la remota esperanza de que un padre
llegase al caer la madrugada,
aldeas con y sin abuelos,
muchas ganas intactas de todo,
un mar infestado de miedos,
un océano de complejos por llegar,
la oscuridad de otro invierno perpetuo,
rápidas alegres primaveras,
raudos felices veranos,
los pies colgando en el columpio,
lágrimas y risas
sin versos de por medio,
y una MAYÚSCULA ignorancia,
de las gripes
del amor después del amor,
de que la tierra
comenzaba a quemarse,
de lo que puede llegar a arropar
un noche repleta de estrellas,
de la maldad
que engendra una sociedad empoderada,
de cuánta belleza
puede caber en una tarde de playa,
del tacto vital
que ejerce la amistad en el corazón,
de que aprender
a cultivar la paciencia,
seguiría siendo
mi gran aprendizaje.

35 comentarios:

  1. La vida en sí misma es la gran maestra que nos educa a lo largo del camino… Y la paciencia, es aquella en la que en estos tiempos difíciles, más nos pone a prueba…

    Bellísimos versos, profundos y reflexivos…

    Un placer, Xan… Bsoss y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ginebra, como dices la paciencia nos pone a prueba cada día. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Con lo poco que se tenía antes y lo felices que eramos, cómo cambian los tiempos, ahora, en cambio, los niños tienen de todo y cuanto más tienen más quieren y no se conforman con cualquier cosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a veces les falta un poco de atención y eso no se compra, también paciencia, mucha paciencia. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Introduces una realidad y aunque se verse con gran sutileza y maestría no deja de llevar ese mensaje... Al que todos nos sumamos.
    La carrera de la vida no otorga titulación ni créditos... Sólo curte Alma y piel.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La carrera de la vida en las medias del mundo. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me gusta como escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tracy, por tu paciencia, jajajaj, un abrazo.

      Eliminar
  5. Pues sí,XAn,la paciencia es un GRAN aprendizaje y no es fácil.
    Pero en el tiempo hemos aprendido muchas cosas a la vez,muchos dones,muchas virtudes,mucha realidad....que nos han enseñado a ser pacientes y tener también otros dones que tal vez tú no has mencionado,pero están en tí.
    Me gusta el poema de su inicio a fin
    Besucos amiguco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que sí Gó, pero yo soy de resumir mucho, había que sintetizar, gracias por tus sabias palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. veces tan difícil de mantener. Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  7. todos aprendemos durante todo el respiro,
    cada día trae su propio afán

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí cada día es un aprendizaje para sumar. Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  8. La paciencia cuesta cultivar a veces.
    A veces viene con la experiencia.
    Un abrazo.

    Muy bellos versos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso hay que aprender a diario. Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  9. De ese tallo brotó un enorme poeta...
    La vida es una sorpresa constante.

    Gran poema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad era un tallito, hecho a medida para un alma diminuta, a saber en qué hoguera lo quemamos.

      Gracias Toro.

      Saludos de vuelta.

      Eliminar
  10. Tienen mensajes tus letras. Cada vez más interesante leerte.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mensaje no sé, inquietudes de uno seguro. Gracias por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Era todo eso y lo sigue siendo, porque somos la solera de lo que pasamos y superamos de piel hacia adentro.

    Todo se transforma en aprendizaje y ayuda a tener psciencia con los años ...pero a veces mientras la ponemos en práctica nos pasa la vida por los labios.

    Un abrazo de luz ☆

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonitas palabras, sigo intentando sacar tiempo para leer "Siempre" pero es un poemario extenso así que me llevará tiempo hacerlo, me está encantando. Un abrazo.

      Eliminar
    2. *Nos pasa la vida por los labios*

      Que forma tan bella de describir el dolor y la inconsistencia de los sueños AtHeNeA.

      Eliminar
  12. Leí los dos primeros versos y quedé irremediablemente enamorada de tu poema.
    Es bellísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luna, para la próxima hago uno de sólo dos versos, jajjaja. Un abrazo.

      Eliminar
    2. ajajajjj nono,por favor... es que siempre hay algo que encuentro en cada poema que me deja atrapada sin poder dejar de leer! Un abrazo!

      Eliminar
    3. Me alegro mucho, así da gusto escribir. Abrazos.

      Eliminar
  13. Como un andar miudiño


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  14. El amor despues del amor es arrancarse la piel echando alcohol al recuerdo.
    El amor despues del amor nos condena, amigo, a un destierro dentro de nuestro propio cuerpo.

    Salud2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan cruel y tan bonito como lo dices. Gracias por pasarte por esta humilde morada. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Qué bonito leer tanto poema junto. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ponerse y las visitas que son muy buenas escribiendo, ya ves. Gracias por leer. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Espero que sigas siendo siempre un aprendiz para que de ese tallo crezcan hermosas flores y hermosos frutos como el que has compuesto.
    Te dejo un beso y mil gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mag, seguiremos haciendo lo que se pueda, mil besos y gracias.

      Eliminar

Gracias por tus letras y tus espacios, tus comas y tus puntos, tus signos, tus clicks... tu atención.