06 mayo 2016

LA CRESTA DE MI OLA

Te amé como un insensato,
como no había amado antes,
empeñé todo mi corazón,
mi arrojo, mi cariño.

¿Y quién especula
o piensa en el fracaso?,
cuando está triunfando,
cuando vives allá en lo alto,
soñando a golpe de sueño cumplido.

Quería comerme el mundo,
y el éxito me sonreía,
estaba sobre la cresta de mi ola,
y no podía pararme a reparar,
en todo lo que iba pasando.

Luego vinieron las preguntas,
para irlas año a año contestando,
envueltas en hastío galvanizado,
flejadas a una sombra de metales pesados,
que me lastraban a la fosa abisal,
del pozo negro de los desengaños.

Asumiendo errores, míos,
de otros, nuestros,
he ido soltando peso y más peso,
puede que no vuelva a ocupar,
el punto más alto de la cresta de mi ola,
pero sabré manejar los tiempos muertos,
para doblegar al dragón,
que calcina las alas de los que se creen valientes,
bajo los efectos del exceso de ego.

26 comentarios:

  1. La verdadera valentía nace de los errores, de las caídas y desengaños… De esos pasos dolorosos que nos sumieron en los abismos…y no de aquel abrazado a su ego crecido y forjado por un camino llano…

    Muy bueno, Xan… Reflexivas letras.

    Un placer leerte. Bsoss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ginebra, un placer escribir.

      Eliminar
  2. El éxito es un suspiro alegre y embaucador.
    Un timo de los sentidos.

    ResponderEliminar
  3. Bien Xan! Soltar lastre,es una sabia medida,que nos ayuda a ser más nosotros!

    ResponderEliminar
  4. Llega un momento en que la vida nos hace detenernos y entonces analizamos, pensamos, sentimos y... "quizás entonces soltamos ese lastre".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sí, yo creo que soltarlo requiere tiempo.

      Eliminar
  5. No está mal asumir los errores.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que lo realmente importante es no dejar de navegar, no dejar de ser ola.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejar de ser ola, que no sabe en qué playa o en qué acantilado romperá.

      Eliminar
  7. Qué bonito lo que has escrito. Me gustó.
    Un abrazo y buen finde.

    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:19 p. m.

    Ese lastre que sueltas es el que te hace avanzar para ser mejor poeta cada día.Maravilloso! !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! lo de poeta ya me viene grande.

      Eliminar
  9. Maravilloso como siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Precioso lo que has escrito.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Siempre he pensado que somos como las mareas , a veces calmas otras tempestad, y a veces en nuestra euforia nos "olvidamos" de quien nos mira y nos admira , bueno es saber reconocerlo, soltar lastre y seguir bogando con la esperanza de haber aprendido al menos a navegar un poquito mejor


    besos Xan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso seguro, muchas gracias por tus palabras MaRía. Besos

      Eliminar
  12. Y no dejar de remar para alcanzar la cresta de una ola que nos inunda de paz, paz en cada propósito cumplido y pasó dado con acierto para lograr o fracaso para enseñar.

    Mi abrazo ✴

    ResponderEliminar
  13. Hacemos surf?

    me gusta el peligro

    de los abismos renacemos

    la mar salitre que cura


    Ino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría,
      aunque me cuesta,
      lo de mantener el equilibrio.

      Eliminar
    2. Ahí está la gracia mantenerlo
      el mar nos sostiene,
      volamos en su cresta


      Eliminar

Gracias por tus letras y tus espacios, tus comas y tus puntos, tus signos, tus clicks... tu atención.