13 abril 2016

SIN LLAMADA PERDIDA


Nunca tuviste una llamada perdida mía,
aquellos teléfonos de entonces no lo consentían,
pero mis entrañas palpitaban vigorosamente al verte,
prendía en mi el fuego desaprensivo del deseo,
bailaban mis manos temblando con mi pulso un tango.

Habría escrito más de cien cartas,
si por aquel entonces se dejaran domesticar las palabras,
si lograra explicarme,
cuando la intimidad nos abrazaba,
pero tú pacientemente resolvías con alguna sonrisa,
de esas tiernas que se quedaron grabadas,
en la corteza de mi árbol cerebral milenario.

Era tan pasional como arriesgado e incierto,
mantener tanto querer en riguroso secreto,
cualquier pequeña confesión al espacio exterior,
hubiese roto nuestro hechizo,
y hundido nuestro amoroso crucero,
antes de dejarnos a salvo en puerto.

Cambiaron ya, dos cifras anuales en el calendario,
cupido llamó más veces a mi puerta y salió disparado,
pensando que eras tú me había ilusionado tanto,
y al quitarme la venda no quise parar de seguir buscando,
pero ya no tenía ni rastro de ti,
ni el amor propio necesario.

He descubierto que tú eres distinta a todas y cada una de ellas,
porque te hallé, un mal día, en la luz del final de túnel,
y supe que eras el tímido y cariñoso cursor que avanza,
cada vez que avanzo yo,
por la acera de las páginas.



20 comentarios:

  1. La nostalgia es una puta.

    ResponderEliminar
  2. Creo que es uno de los poemas más bonitos que te he leído.. me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Increíble juego de palabras.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien parido, doy una vuelta por aquí.

    ResponderEliminar
  5. Original y misterioso hasta el final. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. No debiste dejarla escapar.
    Te aplaudo por el poema.
    Muy bueno.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7:15 p. m.

    La mejor de las relaciones prohibidas se da cuando es unicamente de dos,tu y yo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre quien escribe y quien lee. Gracias.

      Eliminar
  8. Éste cupido siempre haciendo de las suyas... .

    Un beso,

    Noa

    ResponderEliminar
  9. y el tic tac del reloj implacable siguió su curso

    quien sabe lo que te aguarda en un futuro

    lo importante es haber sentido .... mirar hacia atras y sonreìr lo bueno que hubo

    o no?

    ResponderEliminar
  10. Increíble como siempre. Siempre es un placer leerte!

    ResponderEliminar
  11. Me parece un poema magistral.
    Me emocionaste.
    Muchas gracias, Xan por ponerle música al desconcierto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por leer y por comentar.

      Eliminar

Gracias por tus letras y tus espacios, tus comas y tus puntos, tus signos, tus clicks... tu atención.