19 abril 2016

DESTERRADOS DE LA VIDA

Me siento obligado a publicar esta entrada, es algo que me ronda la cabeza desde hace mucho tiempo, aunque, cuando suele pasar eso, las palabras se atragantan y no salen ni de lejos como a uno le pudiesen resultar aceptables, creo que es necesario no rehusar, cada uno como quiera y pueda el, al menos, mostrar su apoyo.


¿Cómo asistir a unas almas,
si están descalzas de suelo y tierra,
que no de patria?.

La vida se martiriza a sí misma,
en campos anegados,
anegados de sueños,
sueños
que agonizando mueren lentamente,
con personas dentro.

Es allí donde cualquier gesto,
se cubre de belleza,
y es allí donde reina la censura de aberrantes sucesos,
donde gritan las heridas
en silencio,
arrastradas por charcos,
charcos de sangre,
sangre de cadáveres sin nombre,
algunos enterrados al nacer.

Mientras el gélido frío
proveniente del norte,
los asedia,
les roba la dignidad,
los criminaliza y castiga,
día, día y noche,
frío verdugo,
frío indiferente y asesino,
frío que también es tuyo,
tuyo y mío.

22 comentarios:

  1. No calles lo que tu alma pide salir
    has escrito un poema muy sentido, desde la tuya
    con grandes verdades ,
    ya ni sé que somos -a veces- por suerte hay muchas almas anónimas que dan mucho a esas otras que necesitan abrigo , abrigo tb del alma ... sobre todo y ante todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias MaRía, un abrazo.

      Eliminar
  2. Es tremendo el sentir de este poema! Menos mal que has dado rienda a tu inspiración! a pesar de la dureza, me parece precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lunaroja, a veces sientes cosas que necesariamente tienes que soltar, luego publicar o no es otra cosa. Un abrazo

      Eliminar
  3. Sí, todos tenemos ese grito en la garganta y muchas veces no sabemos sacarlo a tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Leerlo me da por pensar en guerra, desolación y tristeza... Desde luego es un grito que se siente, sea cual sea a los ojos del lector. Muy bueno.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es por donde intentaban ir los tiros, muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muy buen poema, Xan, me recuerda a la situación actual con Siria. El final es abrumador. A todos nos compete, no deberíamos dar la espalda.
    Tampoco un grito debería taparse con silencio,
    si le pusiste palabras ya lograste algo muy grande.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que me arde dentro, muchas gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Un texto desgarrador.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un texto desgarrador.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu tiempo.

      Otro abrazo.

      Eliminar
  8. Bello y sentido tu grito… La vida a veces nos va colmando de esas emociones contenidas ante tantas injusticias y barbaries, y el escribir nuestra voz e impotencia ante eso, en cierto modo nos alivia, además de sembrar un pequeño y gran granito, como repulsa e indignación, ante tantas, tantas cosas…

    Gracias por pasar por mi blog, y un placer llegar hasta ti…

    Mil Bsoss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ginebra, suscribo toda tu reflexión.

      Mil y un besos!

      Eliminar
  9. Cuan hermoso es el frió, cuando no esta haciendo sufrir a los desamparados. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno, acabo de descubrirte y seguro que esta no es la última vez que me paso por aquí.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, espero que sea verdad, un abrazo.

      Eliminar
  11. Anónimo9:36 a. m.

    Grito silencioso,frío y desgarrador,ojalá encogiese el alma de los que pueden mitigar tanto sufrimiento,tanto como la mía.
    No dejes nunca de expresar lo que sientes,aún con dolor es tan bello!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tus letras y tus espacios, tus comas y tus puntos, tus signos, tus clicks... tu atención.