15 enero 2016

COMETA DE PIEDRA


¡Vuela!, sin tocar el suelo,
vuela alto, vuela lejos,
no dejes de contemplar las nubes,
vuela sin regreso.

¡Vuela!, hija del viento,
vuela con los jilgueros,
que no te expliquen, que no te juzguen,
vuela entre los espejos.

¡Vuela!, sin meta ni deseos,
vuela en tu embarcación de recreo,
no escuches a los que te quieren,
vuela con esmero.

¡Vuela!, hija del hielo,
vuela despistando el miedo,
que el huracán no te alcance,
vuela entre los destellos.

¡Vuela!, sin remite
vuela entre las tinieblas,
sigue volando,
como si te perdieras.

4 comentarios:

  1. Alzar el cielo y sin alas para volar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Volar siempre es la solución, sin miedo a caer. Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:31 p. m.

    Yo vuelo siempre contigo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:31 p. m.

    Yo vuelo siempre contigo.

    ResponderEliminar

Gracias por tus letras y tus espacios, tus comas y tus puntos, tus signos, tus clicks... tu atención.