10 marzo 2015

YO EL PIRATA Y TÚ EL VIENTO


Sobrevivo respirando tu esencia,
cuando eres viento austral,
y yo, por ti, un loco pirata insurgente,
incapaz de poderte domar.

Condenado a escucharte
silbando por las caracolas,
de las playas de mis oídos,
sin alcanzar a entenderte.

Tú, que desplazas las tormentas,
para que no se instalen en mi cubierta,
tú, que eres la ira, convertida en belleza.

Tú que tersas y ondeas,
la calavera que pinta mi negra bandera,
enlutando temor a mi anuncio de guerra.

Tú, que me llevas,
de tierra a isla,
de isla a tierra,
de ciudad a vereda.

Tú que resecas la salitre,
que endurece mis sueños amargos,
haciendo de ellos,
las bolas de cañón que disparo.

Tú, que soplas y soplas de mi ahuyentando,
las falsas caricias y abrazos,
que seduciéndome en tierra me engañaron.

Tú, que te vas,
desabrigando las noches,
que te enfriaste en las aguas del más allá,
para luego volver como brisa, viento y huracán,
haciendo de mí: “ un hombre esclavo ”,

“ pirata en libertad ”.

3 comentarios:

  1. Simplemente es mágico. Tus barcos,tus vientos, tus todo.
    Increíble como escribes, "pirata"!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:32 p. m.

    Pirata, quien fuera tu princesa!!!!!
    Yo no me iría! !

    ResponderEliminar

Gracias por tus letras y tus espacios, tus comas y tus puntos, tus signos, tus clicks... tu atención.